Invitado por la Denominación de Origen Ribera del Duero pude disfrutar, el sábado 22 de septiembre, de la 2ª edición de la “Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera de Duero”. Una fiesta que nació el año pasado y que tuvo un gran éxito con más de 10.000 visitantes.

La Denominación de Origen Ribera del Duero se crea en 1982 con 9 bodegas; en la actualidad, la cifra ha aumentado hasta las 304.

La idea de esta fiesta no es otra que celebrar y compartir el período de la vendimia junto a multitud de actividades y conciertos desarrollados en emblemáticos lugares de la ciudad de Aranda de Duero combinándolos con tradición, cultura, gastronomía y enoturismo.

Mi objetivo, a través de la visita de bodegas y de la ciudad de Aranda de Duero, era acercar, a través de publicaciones y fotografías en Instagram, esta segunda edición de la fiesta y el #EspírituRibera.

La organización de este evento decidió contar con una serie de influencers en redes sociales, como Instagram y Youtube, como @pinapli, @lamochiladesara…. que hicieron que aún fuera más agradable los días que estuve en la región.

Esta aventura se inició un día antes de la fiesta, el 21 de septiembre, con nuestra llegada al Hotel Bodegas Arzuaga Navarro situado en Quintanilla de Onésimo, provincia de Valladolid.

Realizamos una visita a la Finca La Planta propiedad de Florentino Arzuaga y María Luisa Navarro que la adquieren en 1982 con 1500 hectáreas. Actualmente tiene 1000 animales: 100 muflones, 600 jabalíes y 300 ciervos que son alimentados con maíz y pienso.

Las primeras viñas son de 1987 y la primera añada, la primera uva que se obtuvo en un año, se remonta a 1993.

Visitamos la casa de Florentino Arzuaga, de estilo colonial, donde se realizan eventos alrededor de una encina milenaria que se alza majestuosa en el jardín, visualmente, todo un espectáculo.

El almuerzo lo realizamos en el restaurante “Taller Arzuaga” que es un nuevo proyecto gastronómico de Bodegas Arzuaga y el prestigioso chef Víctor Gutiérrez, poseedor de una estrella Michelín.

Pudimos degustar toda una explosión de sabores basados en productos de la tierra con una cocina castellana de vanguardia. Una grata sorpresa para los sentidos que estuvo acompañada de unos vinos perfectamente servidos por el sumiller Lucio del Campo, nariz de oro 2002, considerado uno de los mejores expertos en vinos de nuestro país, un verdadero lujo.

La presentación, los sabores, las texturas hicieron que pasáramos unos momentos muy especiales

Esa misma tarde tuvimos la oportunidad de visitar las bodegas de la “Dehesa de los Canónigos”. Ubicadas en Pesquera de Duero (Valladolid) su nombre recuerda al primer propietario, el Cabildo de la Catedral de Valladolid, que estaba integrado por 22 monjes canónigos.

Si hay algo en lo que destacan estas bodegas es por su arquitectura y porque están en la llamada “Milla de Oro” de Ribera con unas condiciones idóneas para el crecimiento y maduración de las uvas.

La finca tiene 500 hectáreas y 60 son de viñedos. La variedad predominante es la del Tempranillo.

La primera añada de estas bodegas es del año 1989

Por la mañana, realizamos un paseo por las calles de Aranda de Duero previo al inicio de la Gran Fiesta de la Vendimia y visitamos unas típicas bodegas familiares que se encuentran en el mismo centro de la ciudad, destacando la “Bodega el Romellón”

El fin del acto de la fiesta de la vendimia culminó con el pisado de la uva y la degustación popular del primer mosto como se hacía tradicionalmente. Todo un espectáculo visual, acompañado de música, donde el pueblo se dio cita con una gran expectación.

Realmente, un momento muy destacable e importante que muestra la importancia del vino y las tradiciones en estos lugares.

La tarde seguiría siendo muy intensa y nos trasladamos a las Bodegas Prado Rey donde realizamos diversas catas, destacando los vinos elaborados en tinajas que eran los que se hacían antiguamente.

Las Bodegas Prado Rey son un Real sitio porque perteneció a Isabel La Católica. Compraron la finca en 1503. Además, el Rey Felipe III cazaba en la misma finca.

El primer viñedo es de 1989 y la primera añada de 1996. A partir del año 2015, se produce una revolución enológica siendo una bodega transgresora durante estos últimos años. Un ejemplo es el vino blanco realizado con uva tinta, siendo pioneros en este campo.

La fiesta de la vendimia finalizó con un gran concierto del conocido cantante Antonio Orozco.

Unos días intensos los que viví, visitando unas bodegas increíbles y aprendiendo de una cultura que aquí es un modo de vida, el vino. Que el #EspírituRibera me acompañe mucho tiempo.

Gabriel Samper @kainxs